Elton John llegó a un acuerdo con su exmujer en una disputa sobre privacidad

Un acuerdo prohibía a ambos hablar abiertamente sobre su matrimonio

Hace unos meses, la exesposa de Elton John, Renate Blauel, presentó una medida legal contra el cantante británico ante el Tribunal Superior de Londres. La mujer, técnica de sonido alemana, se había presentado ante la Justicia porque el artista había quebrado un pacto de privacidad que ambos firmaron tras su divorcio en 1988, después de cuatro años de matrimonio.

Inicialmente ella solicitó al tribual un mecanismo legal con el que evitar filtraciones públicas futuras, así como una compensación en concepto de daños y costes por un valor estimado de unos 3 millones de libras (3,28 millones de euros).

“Ambas partes se complacen en anunciar que han resuelto este caso, de forma que se reconoce la necesidad de privacidad de Renate”, comentó el vocero de Sir Elton.

“Blauel reconoció que Elton actuó de forma digna y respetuosa hacia ella en los últimos 30 años y siempre ha estado contento de ayudarla”, destacó el representante del cantante. Y agregó: “No hablarán el uno del otro, ni de su matrimonio, en el futuro y no harán más comentarios sobre este caso”.

En el momento en que se separaron, en 1988, ambos firmaron un contrato que incluía una cláusula para evitar que ninguno de los dos hablara abiertamente de sus años de casados o del motivo que llevó a su separación.

A comienzos de este año, Blauel lo demandó a por infringir de manera repetida dicho pacto en su libro de memorias publicado en 2019, así como en su película biográfica Rocketman.

El equipo legal del músico rechazó dicha acusación bajo el argumento de que los detalles mencionados en el libro y en la película ya eran de dominio público, y que dicho contrato “solo se aplica en asuntos privados y confidenciales”.

Según Efe, en su demanda, aludía a cinco de las escenas que salían en el citado film, donde se mostraba el día de su boda con el cantante así como el hecho de que ambos dormían en habitaciones separadas.

Otra de esas escenas muestra al músico en una sesión de terapia de grupo hablando del fracaso de su matrimonio a causa de su propia “infelicidad y en particular de su sexualidad”, según la querella.

Renate Blauel se casó con Elton John en 1984. La mujer había conocido al artista un año antes, en un estudio de grabación de Londres en donde ella trabajaba. La periodista británica Nina Myskow, a la que la une una gran amistad con Elton John, declaró en 2002, para la biografía Sir Elton, que la relación tuvo “un lado físico”. Y en Elton John: La historia de uno de los grandes mitos del pop, de José Luis Martín, se cuenta que el divorcio entre Renate y Elton fue amistoso y ella obtuvo una indemnización de cinco millones de libras (es decir, unos 15 millones de dólares en la actualidad).

El 21 de septiembre de 2017, Elton John publicó un texto en su cuenta de Instagram con motivo de su regreso a Australia para una serie de conciertos: “Hace muchos años elegí Australia para casarme con una maravillosa mujer por la que tengo tanto amor y admiración. Quise más que nada en el mundo ser un buen marido, pero estaba negando quién era realmente, lo que le causó tristeza a ella y una enorme culpa y arrepentimiento a mí. Para ser merecedor del amor de alguien debes ser lo suficientemente valiente y tener la mente clara para ser honesto contigo mismo y con tu pareja”.

Titicupón