El asesino de John Lennon le pidió perdón a Yoko Ono

  • Mark Chapman dijo que lamentaba el dolor que le causó. En agosto, volvió a solicitar la libertad condicional, que le fue denegada por undécima vez.

Mark Chapman, quien asesinó a John Lennon hace casi cuarenta años en Nueva York, le pidió perdón a Yoko Ono. Se conoció una grabación en donde reiteró que lamentaba el crimen. “Quiero agregar eso y enfatizarlo mucho. Fue un acto extremadamente egoísta. Lamento el dolor que le causé a ella. Pienso en ello todo el tiempo”, sostuvo.

“No tengo excusa. Estaba buscando la gloria personal” destacó el hombre de 65 años. Luego explicó sus razones para hacerlo. “Era extremadamente famoso. No lo maté por su carácter o la clase de hombre que era. Él era un hombre de familia. Fue un ícono. Era alguien que hablaba de cosas de las que ahora podemos hablar y es genial”.

La grabación se hizo pública en las últimas horas, ya que en agosto Chapman volvió a solicitar la libertad condicional, que le fue denegada por undécima vez. Según esas cintas, las autoridades de la cárcel de Wende decidieron no concederle el permiso porque “sería incompatible con el bienestar de la sociedad”.

“Mataron a John Lennon”
La noticia acaparó la portada de todos los medios el 8 de diciembre de 1980. Un hombre le había disparado a John Lennon en la puerta del edificio donde vivía. Herido de gravedad, el cantante fue trasladado al Hospital Roosevelt. Los médicos hicieron todo lo posible para salvarlo pero no lo consiguieron: murió a las 23:15. Tenía 40 años.

En 1980, el exBeatle tenía un montón de proyectos. Entró al estudio para darle vida a un nuevo disco, Double Fantasy. Estaba contento con su regreso a la industria musical. Después del llamado “Fin de semana perdido”- se había ido a los Ángeles con su secretaria personal y amante May Pang- John recompuso su relación con Yoko Ono y se interesó por el cuidado de su pequeño hijo Sean.

Después de cinco años de silencio, John quiso darle vida a sus nuevas canciones. Entre agosto y septiembre de 1980, se la pasó en el estudio grabando los temas de Double Fantasy. “(Just Like) Starting Over”, “Beautiful Boy (Darling Boy)”, “Woman” o “I’m Losing You”, algunas de las canciones que se transformarían en clásicos de su carrera solista.

El artista estaba muy entusiasmado con su regreso a la música. Había grabado nuevos demos y tenía en mente salir de gira por Europa, en 1981, y quería reunir a los Beatles para el proyecto Anthology, que finalmente se conoció a mediados de los ’90.

El 8 de diciembre arrancó con mucha actividad para el músico. La fotógrafa Annie Leibovitz fue a su departamento para realizar una sesión para la revista Rolling Stone. Había dado una extensa entrevista el 5 de diciembre a la revista especializada en música, en la que repasó su carrera y, en especial, habló de su nuevo disco.

En la puerta del edificio, se le acercó un joven de 25 años, Mark David Chapman, que le entregó a Lennon una copia de Double Fantasy para que se lo firmara. El rockero nunca imaginó que a las pocas horas ese hombre lo mataría.

José Sanjenís Perdomo, portero del Dakota, le gritó a Chapman "¿Te das cuenta de lo que hiciste?, a lo cual respondió con calma: “Sí, le acabo de disparar a John Lennon”.

 

 

Titicupón