El asesino de John Lennon pensaba matar a otra estrella del rock

  • Se conoció una entrevista inédita a un recordado artista que confesó que Mark Chapman lo tenía en la mira.

Hace casi 40 años, Mark Chapman aparecía en las tapas de los diario del mundo. Fue el responsable de asesinar a John Lennon, en la puerta del edificio donde vivía el músico. Herido de gravedad, el exBeatle fue trasladado al Hospital Roosevelt. Los médicos hicieron todo lo posible para salvarlo. No pudieron. Murió a las 23:15. Tenía 40 años.

Hace unos días se conoció un detalle revelador. Chapman tenía en mente matar a otra figura del rock. Según difundió Far Out Magazine, David Bowie era el segundo en la lista del asesino. El propio artista lo reconoció en la entrevista inédita realizada por Redbeard, en 1999.

El recordado artista contó que Mark Chapman tenía una entrada para ir a una función de El Hombre Elefante, espectáculo que estaba dando en Broadway cuando ocurrió el crimen del exBeatle, el 8 de diciembre de 1980.

“La noche después de la muerte de John había tres asientos vacíos en la primera fila. No puedo decirte lo difícil que fue continuar. Casi no superé la actuación”, destacó Bowie.

John Lennon y David Bowie eran buenos amigos. Juntos compusieron y grabaron el tema “Fame” que formó parte del disco Young Americans que el duque blanco publicó en 1975.

Por su parte, Mark David Chapman perdió el mes pasado su undécima apelación para intentar librarse de su condena a cadena perpetua, según informó un representante del sistema penitenciario de Nueva York.

A los 65 años, el acusado deberá esperar dos años antes de volver a presentar la petición. El cuerpo que evaluó la conducta del asesino del exbeatle no dio detalles de los argumentos para hacer caso omiso a los reclamos de libertad. Fue condenado a un mínimo de 20 años de cárcel y un máximo de cadena perpetua, y desde que se cumplió el plazo establecido comenzó a reclamar sin éxito por su liberación.

Al iniciar por primera vez estos trámites, Yoko Ono envió una carta a las autoridades en la que expresó su enérgico rechazo a la salida del asesino y, desde entonces, cada vez que se renueva el reclamo, la artista japonesa se limita a recordar los argumentos del escrito.

En su entrevista en agosto de 2018, Chapman dijo que era un hombre cristiano y religioso que daría la bienvenida a la libertad aunque reconoció que no la merecía.

 

Titicupón