Priscilla Presley, tras la muerte de su nieto: “Son los días más oscuros de mi familia”

  • Benjamin Keough tenía 27 años.

El domingo 12 de julio la tragedia se desató en la familia que dejó Elvis Presley. Su nieto Benjamin, de 27 años, fue encontrado muerto en su casa de Calabasas (al norte de California) a causa de un tiro autoinfligido. El dolor dejó desoladas a su madre, Lisa Marie Presley, única hija del rey del rock, a sus hermanas, Riley y las gemelas Harper y Finley, y por supuesto a su abuela, Priscilla Presley.

Hasta el momento, ningún miembro de la familia había hecho declaraciones al respecto, más que a través de sus representantes. Pero diez días después de la muerte de Benjamin, fue Priscilla Presley la primera en mostrar de manera pública el dolor por el que atraviesa la familia. A través de su perfil de Facebook, donde tiene más de 720.000 seguidores, escribió un pequeño mensaje en el que queda claro, desde la primera frase, cómo están pasándolo: “Estos son algunos de los días más oscuros de mi familia”.

“El shock por la pérdida de Ben es devastador. Intentar poner las piezas en su sitio de todos los posibles porqués penetró hasta el fondo de mi alma. Cada día que me levanto rezo porque sea mejor. Luego pienso en mi hija y en el dolor que está atravesando, ella, que es una gran madre”, escribe quien fuera esposa de uno de los máximos exponentes de la historia del rock.

Presley recuerda también que no solo ella y su hija están sufriendo, sino que el dolor por la muerte del joven también afecta a todos los que le querían. Por eso, piensa en “el padre de Ben, Danny, que está completamente perdido, porque Ben era su único hijo (varón)”. También cita a las hermanas del joven, a la mayor, “Riley, tan cariñosa y tan unida a él”; y a las pequeñas, “Harper y Finley, que lo adoraban completamente”. Además, Priscilla habla sobre un miembro poco conocido de la familia: Navarone Garibaldi, su segundo hijo, de 33 años y nacido de su relación con Marco Garibaldi. “Navarone está sufriendo profundamente con la pérdida y la muerte”. “Descansa en paz, Benjamin, eras muy querido”, finaliza su texto su abuela.

 
 
 

 
 
 
 
 

 
 

 
 
 

Mornings are the hardest. I forget you’re gone. I can’t cry because of the fear that I will never stop. A pain that’s new to me. You. There are no words for you. Angel is the closest I could think of. Pure light. Baby brother. Best friend. Wild man. Intellectual. Witness to my life. Twin soul. Protector. Too sensitive for this harsh world. I hope you give me strength to endure the giant hole you’ve left in my heart. I hope you give me the strength to eat. I hope you’re cradled in love. I hope you feel my love. I hope you feel god. You are god. I can’t believe you’ve left me. Not you sweet Ben Ben. Anyone but you. I guess this is true heartbreak. I hope we meet again.

Una publicación compartida de Riley Keough (@rileykeough) el

No es la única que quiso homenajear a Benjamin. También Riley, su hermana, subió media docena de imágenes de ambos viajando, paseando o abrazándose. Las acompañó con un sentido texto en su perfil de Instagram, en el que la actriz acumula 370.000 seguidores. “Las mañanas son lo más duro. Me olvido de que no estás. No puedo llorar por miedo a no poder parar nunca. Un dolor que es nuevo para mí. No hay palabras para vos, ángel es lo más cercano en lo que puedo pensar. Pura luz. Mi hermano bebé. Mejor amigo. Hombre salvaje. Intelectual. Testigo de mi vida. Alma gemela. Protector. Demasiado sensible para este mundo cruel”, describe Keough.

La joven, de 31 años, también le lanza una serie de peticiones a su hermano menor. “Espero que me des la fuerza para soportar el inmenso agujero que dejaste en mi corazón. Espero que me des fuerza para comer. Espero que estés inmerso en amor. Espero que sientas mi amor. Espero que sientas a Dios. Tú eres Dios. No puedo creer que me hayas dejado, no vos, dulce Ben Ben. No hay nadie como vos. Imagino que esto es que se te rompa el corazón. Espero que volvamos a encontrarnos”.

Titicupón