El caso clínico en que se basó Joaquin Phoenix para crear su perturbadora versión del Joker

El actor hizo una acabada revisión sobre una patología para imprimirle un sello todavía más macabro a su actuación.

  • El actor hizo una acabada revisión sobre una patología para imprimirle un sello todavía más macabro a su actuación.

A medida que se acerca la fecha del estreno, aumenta la expectación por la nueva versión del “Joker”, que esta vez estará a cargo de Joaquin Phoenix, con dirección de Todd Phillips. Sobre todo luego de la buena recepción que la cinta sobre el villano y archienemigo de Batman ha tenido en los festivales de cine en los que se ha presentado recientemente.

De hecho, quienes han tenido la oportunidad de ver la película, entre ellos reconocidas personalidades de la industria cinematográfica, como Alberto Barbera, director del Festival de Cine de Venecia, han elogiado el largometraje, pero sobre todo la interpretación de Joaquin Phoenix, que ya se eleva como una de las mejores en la carrera del actor.

Tanto Barbera como su par Cameron Bailey, director del Festival de Cine de Toronto, donde Phoenix recibirá un premio honorífico por su trayectoria, han adelantado que el actor perfectamente podría ser candidato a los Oscar, como también la cinta, que antes del estreno está siendo presentada en el circuito de festivales.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Todd Phillips (@toddphillips1) el

Ahora Phoenix ha concedido una entrevista a la revista italiana La Repubblica, donde habló por primera vez sobre su interpretación del personaje y en la que reveló el macabro origen de su risa para su versión Joker. “No es una película de superhéroes, un súper villano o un ser humano con poderes especiales”, aclaró de inmediato el actor.

Phoenix comentó que como pacifista está en desacuerdo con los métodos del Joker, pero que el personaje lo ha conquistado por completo. Por lo mismo, dijo que realizó un acabada revisión de un caso clínico para prepararlo y darle un sello todavía más perturbador, recoge Cine Premiere. 

“Empecé con la risa. Vi videos de gente que sufre de risa patológica, un desorden neurológico que hace que los individuos se rían incontrolablemente”, detalló Phoenix.

Anteriormente, el actor había compartido en entrevista para la revista italiana Il Vernerdi que estudió a personas que padecen labilidad emocional para dar vida a su versión del Joker.

La labilidad emocional son los cambios bruscos en el estado de ánimo o el estado emocional provocados por un trastorno en el sistema nervioso, por lo que en opinión del actor, la película es “un estudio sobre un enfermo mental”.

La película dirigida por Todd Phillips llega a los cines en octubre de 2019, y en su reparto están además Robert De Niro, Zazie Beetz y Brian Tyree Henry.

Foto: Warner Bros. Pictures

pixel

Titicupón