Robaron una parte de la tumba de Ian Curtis, exlíder de Joy Division

  • No es la primera vez que sufre un hecho de vandalismo. En 2008 desapareció la placa donde estaba su nombre.

La tumba del recordado líder de Joy Division, Ian Curtis, sufrió el robo de una piedra donde se depositaban flores, en el cementerio de Macclesfield (Inglaterra), según confirmó el personal del lugar. El músico, que se suicidó a los 23 años, en 1980, fue el cantante de la famosa banda de postpunk y se convirtió en un ícono para su generación debido a sus característicos bailes, su profunda voz y sus letras depresivas.

Su tumba es un lugar de peregrinación y es famosa por la piedra que la corona, donde se puede leer el nombre del cantante, la fecha de su muerte y la inscripción “Love Will Tear Us Apart“, en referencia a una de las canciones más famosas del grupo. Esta placa fue robada en 2008 y la que se encuentra en estos momentos es una réplica.

En esta oportunidad, según publicó la agencia EFE, desapareció una piedra en donde normalmente los fans le dejan flores a Curtis. La prensa del cementerio confirmó el robo y sostuvo que se produjo durante el fin de semana.

Ian conoció a Bernard Sumner y a Peter Hook en un show de los Sex Pistols en 1976 y se propuso como letrista y cantante de la banda que buscaban armar. Más tarde se sumaría el baterista Stephen Morris a la formación y editarían los discos Unknownk Pleasures y Control, dos piezas clave del rock británico. Después de su muerte, los exmiembros de Joy Division siguieron bajo el nombre de New Order.

Titicupón