Los riesgos de FaceApp, la aplicación de moda que te hace lucir como un anciano

La popular app ha levantado sospechas sobre los peligros que podría significar para la privacidad de los usuarios que la utilicen.

  • La popular app ha levantado sospechas sobre los peligros que podría significar para la privacidad de los usuarios que la utilicen.

Seguramente has visto cómo tus redes sociales se han plagado de fotografías de tus amigos y contactos en que aparecen luciendo como si fueran ancianos.

Eso se debe a FaceApp, al aplicación de moda que te puede mostrar cómo lucirías en unas décadas más y que tiene a millones de usuarios publicando imágenes de ellos como ancianos.

Sin embargo, esta app ha levantado sospechas sobre los peligros que podría significar para la privacidad de los usuarios que la utilicen. Esto luego del caso de Cambridge Analytica, donde se filtraron datos de millones de usuarios de Estados Unidos, sin que ellos dieran el consentimiento de que se difundiera esa información.

Aunque la aplicación señala que no venderá ni alquilará la información a terceros fuera de FaceApp, sí indica que puede recopilar contenido del usuario como fotos y videos, además de monitorear la actividad del usuario como las página web que visita y su ubicación.

Además, aunque señala que no venderá los datos, FaceApp indica que puede llevar la información a una jurisdicción diferente a la del país donde esté el usuario.

“Tenga en cuenta que podemos transferir información, incluidos datos personales, a un país y jurisdicción que no tenga las mismas leyes de protección de datos que en su jurisdicción”, advierte.

Los expertos señalan que este tipo de aplicaciones se utiliza para entrenar a las herramientas de reconocimiento facial, utilizado por compañía y marcas para fines comerciales, como también como vigilancia de gobiernos o empresas de seguridad, según señala BBC.

Esta finalidad nunca es informada de forma expresa a los usuarios, quienes utilizan estas aplicaciones sin saber realmente qué se hace con sus datos.

“Monitorear a personas inocentes en público es una violación de los derechos fundamentales a la privacidad, a la libertad de expresión y al derecho de reunión”, dice la organización británica en defensa de la privacidad Big Brother Watch, que realizó un ensayo sobre reconocimiento facial.

Foto: Redes sociales

pixel

Titicupón